Contáctanos y obtén tu presupuesto:   +34 607 761 376

Mantenimiento de Edificios

Impermeabilizaciones de cubiertas, tejados y fachadas

La impermeabilización en edificios es la formación de una barrera impermeable sobre las superficies de cubiertas, tejados, paredes y otros elementos estructurales del edificio para evitar la penetración de agua.

IMPERMEABILIZACIÓN DE CUBIERTAS Y TEJADOS

Hay diversas técnicas para impermeabilizar una cubierta. Dependiendo del material de dicha cubierta y de las condiciones AMANTO SERVICIOS TOLEDO, S.L. le aconsejará cuál debe utilizar. Los tipos más comunes son:

Impermeabilización con caucho clorado
Es un material económico y fácil de colocar muy usado en las comunidades de vecinos. Esto se debe a que dicho clorocaucho o caucho clorado ofrece una solución rápida a un problema bastante grave de filtraciones.
Sus ventajas principales son su bajo precio tanto desde el punto de vista del material como de la mano de obra y la rapidez y facilidad en su aplicación.
Como aspectos negativos su duración es inferior a la de otros materiales, necesita cierto mantenimiento para mantener sus propiedades aislantes. Es una solución que no servirá para puntos singulares.

Impermeabilización con membranas líquidas
Se utilizan para la impermeabilización de cubiertas mediante la aplicación de un material líquido que, al secarse, forma una membrana de cierto espesor que es la capa de impermeabilización.
Esta solución es resistente a las inclemencias climáticas y a los rayos UVA, además de ofrecer una continuidad en superficie.
El inconveniente es que, si no es aplicado correctamente por profesionales, la membrana puede no adquirir el espesor mínimo necesario para la impermeabilización.

Impermeabilización con láminas asfálticas
Las ventajas que ofrece este método son la fiabilidad de su eficacia y la cantidad de variantes para adaptarse a cualquier necesidad.
Su colocación debe ser realizada siempre por profesionales, ya que requiere de la utilización de técnicas muy específicas para garantizar su correcta ejecución.
El material es muy poco resistente a la insolación, por lo que resulta necesario el revestimiento de su superficie con una nueva capa de protección.

Impermeabilización EPDM (Etileno Propileno Dieno Monómero)
Este sistema ofrece una gran resistencia a la intemperie sin tener que protegerlo. Al poder instalar grandes superficies sin juntas, se mejora la impermeabilización. Son productos, de alta tecnología muy efectivos. Tienen un coste más elevado que los materiales tradicionales, su instalación requieren de menos mano de obra, aunque debe ser más especializada.

IMPERMEABILIZACIÓN DE FACHADAS

En fachadas, el revestimiento de acabado se encuentra expuesto a la intemperie, de manera que resulta necesario una impermeabilización correcta de las paredes exteriores. Hay que tener en cuenta una serie de factores a la hora de elegir el producto impermeabilizante:
Impermeable a la lluvia, transpirable al vapor de agua, resistente a la radiación UV, resistente a la alcalinidad, fácilmente limpiable, dificultar el crecimiento de hongos, muy adherente y flexible.
Se pueden destacar los siguientes sistemas según sus características y objetivos:

Productos hidrofugantes: actúan creando una barrera impermeable formada por siliconas. Se utilizan para fachadas de materiales porosos como piedra, ladrillo o mortero.
Productos mineralizantes: una vez aplicados penetran en la fachada y generan una reacción química que hace que se forme una barrera impermeable en su interior.
Recubrimientos impermeabilizantes: crean una capa superficial en el exterior de la fachada que la hace impermeable y elástica. Estos productos se aplican añadiendo distintas capas hasta lograr el nivel de impermeabilización buscado.
Pinturas acrílicas y vinílicas: están compuestas por resinas sintéticas que impermeabilizan la superficie sobre la que se aplican. Son muy resistentes a las condiciones meteorológicas, dificultan la formación de mohos y son lavables. Se pueden encontrar en una gran variedad de colores.