Contáctanos y obtén tu presupuesto:   +34 607 761 376

Mantenimiento de Edificios

Instalaciones de fontanería y eléctricas

AMANTO SERVICIOS TOLEDO, S.L. le ofrece la posibilidad de contratar un servicio de mantenimiento de todas las instalaciones de su edificio que incluyen:
Instalación de fontanería
Las instalaciones de fontanería encargadas del abastecimiento de agua fría y caliente en los edificios, de la calefacción, gas, aire acondicionado, así como toda la red de tuberías de saneamiento son fundamentales para el estado de un edificio.
Pueden llegar a ser una fuente de problemas importante si no están correctamente revisadas y mantenidas ya que las roturas y anomalías en este tipo de instalaciones, si no se corrigen a tiempo, pueden causar graves daños y, a veces, costosos de revisar y reparar.

Existen tres programas de mantenimiento previstos: preventivo, correctivo y de gestión energética.
 Las tareas de mantenimiento preventivo se llevan a cabo de forma periódica y sistemática siguiendo la legalidad. Tienen el objetivo de minimizar la probabilidad del fallo, el deterioro de los elementos o alargar la vida útil de estos.
 Las tareas de mantenimiento correctivo van encaminadas a solucionar, en el menor tiempo posible, las averías o los fallos del sistema. Se produce una vez presentada la avería, por tanto, no tiene una periodicidad concreta.
 Las tareas de mantenimiento de gestión energética tienen como objetivo mejorar la eficiencia de los sistemas de suministro de agua potable de forma que se optimice el consumo de ésta. Comprende una serie de operaciones relacionadas con la eficiencia y el ahorro en el consumo de agua.

Instalaciones eléctricas

Las instalaciones eléctricas son un elemento fundamental en el funcionamiento diario de edificios. Al realizar un mantenimiento periódico se mejora el rendimiento de los equipos, se evitan averías disminuyendo el riesgo de accidentes y se consigue una mayor eficiencia energética.
La verificación de la instalación eléctrica en un edificio debe ser frecuente, pues está expuesta a cambios constantes de sus consumos: instalación de equipos de aire acondicionado o nuevos equipos de diversos tipos, cambios por la reforma de viviendas, etc.
Un buen mantenimiento debe aumentar la fiabilidad de los equipos y su duración, garantizar la seguridad, reducir de manera progresiva las averías, etc.
El mantenimiento rutinario de las instalaciones eléctricas consiste en realizar una serie de tareas básicas como inspecciones visuales, comprobación del correcto funcionamiento de los elementos, limpieza, así como realizar pequeños arreglos orientados a evitar accidentes, fallos y defectos de elementos de la instalación.